viernes, 26 de abril de 2013

CHELINES DE BIAFRA


Extraído de www.biafra.de
El caso de Biafra es uno de los que mejor resumen el drama que ha vivido África tras el proceso de descolonización de la década de 1950-60: depresión económica, conflictos inter-étnicos, guerra civil, enfermedades y hambrunas aparecen en los tres años escasos que esta región del sureste de Nigeria se mantuvo independiente.

La independencia de los países africanos se llevó a cabo manteniendo las fronteras diseñadas por las antiguas metrópolis, que se habían trazado de acuerdo con sus intereses económicos y geoestratégicos. Países como Nigeria, que accedió a la independencia en 1960, albergaban una enorme variedad étnica, tribal y religiosa en su territorio que en determinadas circunstancias podía convertirse en una verdadera bomba de relojería. Tras su independencia, Nigeria diseñó un estado federal compuesto por tres regiones: el norte dominado por los fulani y hausa, el suroeste dominado por los yoruba y el sureste con los igbo como etnia predominante. Al mismo tiempo, el norte se caracterizaba por seguir los preceptos del Islam, mientras que el sur y el este estaban dominados por el cristianismo y las creencias animistas. Biafra era una región de mayoría igbo situada en esta última zona, muy rica además en recursos petrolíferos.


Anverso del billete de 5 chelines de 1968
Lejos de consolidarse un proceso democrático, las luchas de poder entre las diferentes etnias se sucedieron. Una vez los militares se hicieron con el poder a mediados de la década de 1960 y la situación económica empeoró, las tensiones estallaron. La matanza de igbos en el norte del país en 1966 (se calcula que hubo hasta 30.000 muertos) unida al éxodo masivo de los miembros de esta etnia hacia el sur y el este tuvo como consecuencia un distanciamiento de la región suroriental con respecto al gobierno central, al que consideraba incapaz de garantizar su protección. Al mismo tiempo, esta región reclamaba reservarse todos los ingresos generados en su zona como compensación por el reasentamiento de los cientos de miles de refugiados igbos del norte. Tras varios intentos de negociación fracasados, la República de Biafra (nombre tomado de la bahía con la que este territorio limita por el sur) proclamaba su independencia en Mayo de 1967, lo que supuso el comienzo de la guerra civil. 
Reverso del mismo billete, con la "manila" a la izquierda
(rodeando el valor 5/-)
Sin apoyos significativos y con apenas un puñado de estados que la reconocieron, la República de Biafra capituló ante las fuerza nigerianas a principios de 1970. Durante este breve periodo de tiempo sus autoridades adoptaron la libra biafreña y emitieron monedas y billetes como el que presento en las imágenes. El sistema monetario biafreño era un reflejo del británico, dividido en libras, chelines y peniques (1 libra=20 chelines=240 peniques). En una primera serie se emitieron solo billetes de 5 chelines y 1 libra. En la segunda serie se emitieron además billetes de 10 chelines, 5 y 10 libras. Se acuñaron también monedas de 3 y 6 peniques así como de 1 y 2 ½ chelines. Para ver mejor todas las emisiones de billetes de Biafra os dejo este enlace http://www.atsnotes.com/catalog/banknotes/biafra.html

Este billete de 5 chelines está cargado de simbología y un poco de misterio. En su anverso muestra el sol naciente (que aparece en el escudo de armas y el himno de Biafra) y una palmera, significativa fuente de ingresos de la zona tras el petróleo. En el reverso aparecen cuatro chicas de la etnia igbo y una manila alrededor del número 5. Las manilas, barras de cobre ovaladas del tamaño de una pulsera, fueron una forma primitiva de dinero muy utilizada en África occidental durante siglos.

Detalle de la línea de puntos que cruza el
anverso de arriba abajo
El aspecto misterioso de este billete se puede encontrar en su anverso. A la derecha del mismo se puede apreciar una línea de puntos que recorre el billete de arriba abajo que recuerda inevitablemente a un mensaje de código morse. Dependiendo de en qué dirección se lea, puede descifrarse como "E T E M N E N I R" o "R I A E A M E T E". No se sabe muy bien qué significado puede tener, pero todo apunta a un improvisado código de seguridad incorporado en circunstancias de emergencia.

La guerra de Biafra impactó al mundo entero por su atrocidad y por los brotes de enfermedad y desnutrición que se cebaron con los más pequeños. En este momento se comprobó que la descolonización no iba a ser ni de lejos un camino de rosas, como quedó patente en los años posteriores: Etiopía y Angola en los 80, Rwanda y Sierra Leona en los 90, Sudán y Somalia en fechas más recientes…y estos son solo unos pocos ejemplos…muchas veces me pregunto cuándo por fin dejaremos de recibir imágenes impactantes de África.



2 comentarios:

  1. Alguna vez he seguido subastas en ebay de las monedas, pero siempre acaban demasiado caras. Ojo con una bonita bimetálica que sacaron el año pasado, que es una fantasía.

    http://www.joelscoins.com/images/biafra2012.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, de momento no me he informado acerca de las monedas pero deben ser poco comunes. Este billete de 5 chelines, sin circular, costaba aproximadamente 12 €. Recibe un cordial saludo

      Eliminar